OFERTAS NEWLACECU BLACK FRIDAY 2022 🤑

¡Envío GRATIS en todos nuestros productos!

Trasplante de cabello FUE vs FUT: ¿Qué cirugía de trasplante es la mejor?

La caída del cabello es un problema que afecta a muchas personas en general, y al 40% si hablamos de hombres en particular, aunque las mujeres tampoco son inmunes. Eso no quiere decir que haya que dejar el tema pasar, y es que es un fenómeno que provoca importantes molestias, por lo que se busca denodadamente una solución que resuelva el daño o que, al menos, lo contenga. 

A día de hoy existen medicamentos, lociones y productos especialmente diseñados que, sin embargo, no garantizan grandes resultados. Por el contrario, el trasplante puede ser satisfactorio desde el punto de vista estético. A continuación, veremos en detalle toda la información sobre el trasplante de cabello FUE vs FUT, dos de las técnicas mayoritariamente utilizadas y descubriremos en qué consisten y otras cuestiones importantes sobre ellas.

¿Qué es el trasplante FUE?

La primera de las dos técnicas más populares es la extracción de unidades foliculares, comúnmente llamada FUE, que implica una extracción directa de los folículos.

Este es un método que ya era popular hace 25 años en Europa, como una evolución natural de la técnica punch. Sin embargo, pronto se dejó de lado, debido al auge de la técnica FUT, de la que hablaremos en breve. Sin embargo, los desarrollos tecnológicos que se han producido en los últimos años, han permitido implementar muchas mejoras, y así la técnica FUE se ha recuperado y renovado, lista para ser nuevamente aprovechada por el público de hombres y mujeres que necesitan una solución para su alopecia.

A un nivel más práctico, este enfoque consiste en tomar los folículos individuales directamente del área donante (que previamente se rasura por completo) usando un bisturí circular extremadamente pequeño, pero muy similar en su forma al que se usaba originalmente. 

Estas extracciones se pueden realizar a mano, o incluso mediante un sistema rotativo motorizado. La dificultad de este procedimiento radica en que el procedimiento se hace prácticamente a ciegas, ya que dependiendo del espesor del cuero cabelludo no siempre es posible extirpar completamente el folículo, corriendo también el riesgo de dañar esta unidad o las adyacentes a la zona donde se retira el cuero cabelludo.

Esto conduce a un margen adicional para la mejora de esta técnica, que actualmente promete una tasa de éxito más baja (en términos de crecimiento) que el método FUT. También es necesario considerar una complicación adicional que puede ocurrir como resultado de la extracción, que consiste en pequeñas cicatrices que quedan después de las extracciones individuales. Aunque tienden a desaparecer con el tiempo haciéndose invisibles, el riesgo es que, al alterar la fisonomía del área donante, una segunda extracción para implementar una nueva intervención sería más compleja, la tasa de crecimiento disminuiría un poco más y podría producirse un adelgazamiento en la zona donante.

Trasplante de cabello FUE vs FUT Qué cirugía de trasplante es la mejor parche cutáneo

¿Qué es el trasplante FUT?

La segunda técnica de la que hablamos, como se mencionó anteriormente, es el trasplante FUT (acrónimo de Follicular Unit Transplantation), también llamada técnica STRIP, porque consiste en el trasplante de cabello a partir de una tira de cuero cabelludo procedente de una zona donante que luego se sutura. Normalmente solo será visible una cicatriz muy fina, de menos de un milímetro de grosor, fácilmente disimulada por el nuevo crecimiento del cabello, incluso los muy cortos. La misma cicatriz será explotada en el futuro, en caso de que surja la necesidad de nuevas intervenciones, sin que su aspecto empeore ni se engrose.

La tira aún debe mantenerse bajo vigilancia, pero el procedimiento puede comenzar de inmediato, sin necesidad de afeitarse. Los cirujanos utilizan sistemas de aumento extremadamente sofisticados, incluidos microscopios especiales o anteojos equipados con pequeños binoculares con un enorme poder de aumento para extraer las unidades foliculares.

Como se puede deducir, se trata, por tanto, de un abordaje extremadamente preciso y minucioso, que además asegura una mínima diferencia de tiempo entre el momento de la explantación y el de la reimplantación, factor fundamental para aumentar la probabilidad de injerto, que puede ser muy superior a la técnica que vimos antes. El trasplante FUT implica una operación particularmente compleja, que requiere ser realizada por cirujanos experimentados, pero ciertamente menos traumática para el paciente.

Beneficios del Trasplante FUT

Ahora veamos en detalle las ventajas de aplicar la técnica FUT. En primer lugar, como hemos comentado, el número de cabellos implantables es muy superior, al igual que el porcentaje de injerto y posterior recrecimiento del cabello que fue objeto de la operación.

Se trata de una intervención mucho menos invasiva y traumática para la persona implicada, aspecto que es fundamental tener en cuenta, dado el peso que puede tener la caída del cabello sobre el bienestar psicológico y sobre la imagen de uno mismo. En particular, no solo no es necesario rasurar el área donante, sino que además, después, el único signo apenas visible será una cicatriz extremadamente delgada, que no cambiará incluso después de varias operaciones y que, por el contrario, puede hacerse aún más difícil de ver gracias a las mejoras que permite la tricopigmentación, en caso de que decidas llevar el pelo muy corto. Sin embargo, una longitud mínima es suficiente para enmascararlo perfectamente.

Además, la técnica FUT es siempre aplicable, independientemente del tipo de pelo, piel y tejido subcutáneo, ya que para realizarla se mantiene el control visual directo de la tira, a diferencia de lo que ocurre en la FUE, donde se mide el grosor del cuero cabelludo. crucial para el éxito. Finalmente, la intervención en sí requiere un tiempo relativamente corto, aproximadamente de entre unas 4 y 5 horas y media, lo que en la práctica sería una única mañana o una tarde.

Al completar esto, no se le pedirá a la persona que siga ninguna terapia con medicamentos. El efecto estará garantizado sin necesidad de hacer nada más, y el aspecto del cabello trasplantado será extremadamente natural, tanto en la línea de implantación como en el grosor de la cabeza en general.

Contras del trasplante FUT

Por muchos aspectos positivos que pueda tener el trasplante FUT, también hay algunas desventajas que corren el riesgo de hacer que la práctica sea más compleja. En primer lugar, la propia naturaleza de la operación, que requiere una destreza extremadamente segura y una ejecución por parte de una mano muy experimentada, no apta para todos los cirujanos pero que requiere el trabajo conjunto de un equipo especialmente formado. 

Además, estamos hablando de una solución que implica costes, para quien la realiza, muy superiores a las demás técnicas, ya que requiere la implicación de un grupo de al menos 7 u 8 profesionales, así como equipamiento específico que no es el adecuado para estar presente en todos los quirófanos. Esto desde el punto de vista del médico, ya que para el paciente el costo es totalmente equiparable al de la FUE.

Ventajas del trasplante FUE

Por otro lado, lo que representa una desventaja para la técnica FUT, es una ventaja para la FUE, que en cambio es una técnica muy simple, que muchos cirujanos pueden realizar sin problemas con resultados satisfactorios, también porque no requiere la presencia de un equipo de trabajo especialmente numeroso o que haya recibido una formación específica. 

Además, las pequeñas cicatrices que se forman como consecuencia de la cirugía cicatrizan en poco tiempo, volviéndose prácticamente invisibles a diferencia de la fina línea que deja la técnica de la competencia.

Contras del trasplante FUE

Empecemos ahora a ver las debilidades de este enfoque, comenzando con las probabilidades de éxito. La cantidad de cabello que se puede trasplantar con el método FUE, precisamente por el procedimiento con el que se realiza la cirugía, es significativamente menor, pero incluso la tasa de injerto y rebrote, a pesar de ser satisfactoria, no alcanza la de FUT.

Además, aunque las pequeñas cicatrices que quedan tras la primera cirugía casi no se ven, una vez cicatrizadas siguen provocando una alteración en la fisonomía y anatomía original del cuero cabelludo en correspondencia con la zona donante, lo que será problemático en caso de ser necesario un segundo trasplante. En primer lugar, la cantidad de unidades foliculares que podrán enraizarse se reducirá aún más, y en segundo lugar, las nuevas cicatrices se unirán a las antiguas, haciéndose más visibles cuando el cabello se afeite a cero, arriesgándose también a formar manchas decididamente antiestéticas.

También hay que señalar que este tipo de intervención no siempre es factible en todos los pacientes, ya que existen criterios específicos que deben respetarse para lograr un resultado satisfactorio. Ya que los folículos se extraen prácticamente a ciegas debido a que el grosor del cuero cabelludo varía de persona a persona, es posible que el peligro sea dañar más folículos de los que se pueden trasplantar.

A nivel práctico, el tipo de operación es muy diferente, y requiere tiempos decididamente más largos que el FUT, tanto que suele extenderse en dos días, y consta de sesiones de 7-8 horas cada una. Finalmente, en cuanto al postoperatorio, cabe destacar la mayor tasa de incidencia de la FUE en la pérdida de cabello de la zona donante, si bien se trata de un fenómeno temporal, destinado a terminar en 4 o 5 meses, pero que puede causar molestias en el cabello del paciente. A este último, entonces, a menudo se le prescribirán medicamentos que tendrá que seguir tomando.

Trasplante de cabello FUE vs FUT Qué cirugía de trasplante es la mejor pelucas de última generación

El precio del trasplante de cabello

El trasplante capilar es una operación importante desde muchos puntos de vista, y por ello una pregunta frecuente de quienes se plantean someterse a él es su precio. Evidentemente, buscando en Internet es difícil encontrar una respuesta que sea unívoca, sobre todo porque en los anuncios todo el mundo intenta sacar agua a su molino alardeando de la calidad de su trabajo para justificar un elevado precio, mientras que otros anuncios proponen ofertas que afirman ser particularmente ventajosas. Dadas estas premisas, se podría pensar que es imposible dar una estimación, cuando en realidad la cuestión es extrañamente más sencilla de lo que parece.

La respuesta unívoca está ahí, a pesar de estar encuadrada dentro de un rango. El trasplante de cabello cuesta en promedio entre 2 mil y 8 mil euros. La razón de esta oscilación radica en una serie de factores que atañen, por ejemplo, al número de unidades foliculares trasplantadas, que viene dado por la combinación de la situación de partida del paciente (por tanto, la gravedad de su calvicie) y el nivel de grosor que el paciente desea lograr.

Sin embargo, cabe señalar que esta regla general suele sufrir cambios, por lo que el precio también puede variar en función de la reputación del cirujano o del tipo de clínica en la que se vaya a realizar la operación. Todos estos elementos deben evaluarse cuidadosamente al momento de decidir someterse a un trasplante de cabello, independientemente de la técnica que se vaya a utilizar, para evitar derrochar dinero si el precio no está acorde con la extensión de la intervención que se va a realizar.

De hecho, el trasplante de cabello tiene costos bastante fijos, ya que incluyen una serie de elementos individuales que contribuyen a determinarlos, incluido el equipo que se utiliza, que necesariamente debe ser de última generación y cumplir con estándares de calidad precisos para permitirle obtener los mejores resultados. El alto nivel de profesionalidad del equipo implicado, que incluye cirujanos especializados en el sector, capaces de asegurar, gracias a su formación, un trabajo bien hecho. Por último, la disponibilidad de una estructura adecuada, que debe albergar equipos ad hoc en entornos sanitarios autorizados que puedan garantizar la protección de la salud y el bienestar del paciente en cada etapa.

La diferencia entre FUE y FUT

Basándonos en todo lo que hemos dicho, es fácil detectar las diferencias entre los dos métodos de trasplante de cabello que hemos presentado. Ambas técnicas involucran todo el folículo piloso, tomado como una unidad natural integral, pero la principal diferencia se refiere a la forma en que se extraen, que hemos descrito anteriormente. 

En ambos casos, sin embargo, se debe prestar atención a dos cosas esenciales, a eliminar la mayor cantidad posible de folículos y a mantener su integridad para garantizar el éxito del injerto. De hecho, debemos tener en cuenta la marcada fragilidad de los cabellos que se extraen y la velocidad con la que se deshidratan. Precisamente, por eso se almacenan en una solución fisiológica similar al medio natural del cabello, que actúa como intermediario durante el paso.

Por otro lado, en cuanto a la densidad que se puede obtener, tanto con la FUE como con la FUT se puede llegar a entre 30 y 90 unidades foliculares por centímetro cuadrado, frente a una operación que se realiza con anestesia local para asegurar una procedimiento que no es absolutamente doloroso. En consecuencia, los tiempos de cicatrización que requiere la técnica FUE son más cortos que los de la FUT lo que, además, podría dejar una ligera sensación de tensión en la zona del cuero cabelludo afectado en el postoperatorio. Sin embargo, es una molestia que está destinada a desaparecer en pocos días.

¿Cómo funciona el procedimiento de trasplante FUT?

Entrando ahora en los detalles de la técnica de ejecución, el FUT prevé la extracción de la llamada tira, o una tira entera de cuero cabelludo, a partir de una zona elegida como donante. El largo de esta tira depende de la cantidad de cabello que se quiera transferir a la zona a engrosar y de la parte de la nuca de donde se toman. Los folículos individuales se extraen y trasladan a su destino a través de microincisiones. La retirada de la tira supone la de unas 4 mil unidades en una sola toma, y ​​esto permite acortar significativamente los tiempos de ejecución, que de esta forma se agotan en una sola sesión.

¿Cómo funciona el procedimiento de trasplante FUE?

Hablemos ahora de la técnica FUE, que en cambio consiste en la extracción de folículos individuales, uno a la vez, de la zona en la que son más gruesos (por lo tanto, en la nuca o en los costados), sin que la extracción sea demasiado profunda para no crear incisiones en la piel que podrían dar lugar a cicatrices que luego serían visibles. Para extraer el folículo se procede de forma manual, dividiendo el trabajo en dos sesiones y utilizando una herramienta especial diseñada para garantizar la mayor precisión posible siguiendo la forma habitual de los folículos originales. Antes de comenzar se aplica anestesia en la zona a tratar, para que el paciente no sienta ningún dolor.

¿Qué tipo de trasplante capilar es el más adecuado?

Por lo tanto, a la luz de lo dicho hasta ahora, queda por entender cuál, entre las técnicas FUT y FUE, es el mejor trasplante para cirugía. Aunque ambas se presentan como decisivas y muy válidas para dar solución al problema de la alopecia androgenética, las diferencias son muchas y son cruciales para determinar qué técnica preferir.

En realidad, no existe una respuesta única a esta pregunta, ya que antes que nada es necesario considerar el caso individual y evaluar qué es lo mejor para el paciente. Para ello, es imprescindible realizar una visita al especialista, derivando a un tricólogo, que examina el cuadro general del paciente. Se tendrá en cuenta su estado de salud general, tanto desde el punto de vista dermatológico como psicológico.

Además, se examinarán las características del cabello, el cuero cabelludo y la calvicie en su evolución. Será necesario realizar exámenes detallados, al final de los cuales se recomendarán al sujeto tratamientos específicos para aumentar la tasa de éxito de la operación a la que será sometido.

Al mismo tiempo, también se establecerá la técnica más adecuada para el paciente, en base a sus peticiones y expectativas. Por lo tanto, se requerirán otras investigaciones preventivas, además de los exámenes preoperatorios de rutina. En concreto, hablamos de hemogramas, transaminasas, ECG, pruebas de coagulación, marcadores de hepatitis B, C y VIH. Una vez realizados todos estos pasos, se elegirá la mejor solución, teniendo en cuenta que el trasplante FUT tarda más en cicatrizar, debido a los puntos, que además podrían dejar una cicatriz visible en caso de que el paciente decida afeitarse.

Además, para este tipo de intervención, es necesario que el vello de la nuca sea muy espeso, para permitir que todo se resuelva en una sola sesión. La técnica FUE, en cambio, te permite recuperarte más rápido (unos diez días son suficientes), y como intervención es ciertamente menos invasiva, y conlleva un riesgo de infección mucho menor. Además, este abordaje también brinda mayores posibilidades a quienes tienen una zona donante poco generosa en folículos pilosos.

Preguntas frecuentes sobre el trasplante capilar

En este punto, todavía puede haber muchas preguntas esperando ser respondidas, por lo que intentaremos responder a las más frecuentes.

En primer lugar, es posible que te preguntes cuándo es necesario hacerse un trasplante de cabello. Es fundamentalmente una cuestión estética, por lo que la necesidad está dictada exclusivamente por factores individuales y gustos personales. La pérdida de cabello también puede tener profundas implicaciones en el bienestar psicológico de un individuo, que puede experimentar la aparición de la calvicie como un evento dramático. Un trasplante te permite recuperar ese poco de confianza en ti mismo y en tu apariencia que la pérdida de cabello ha mermado.

También hay algunos aspectos relacionados con la operación en sí que merecen un mayor estudio, comenzando por las herramientas utilizadas. Principalmente son tres: el trillix, una especie de minúsculo taladro que permite extraer el bulbo de manera rápida y precisa, tomando solo una pequeña parte del cuero cabelludo sin dañarlo, el bisturí para hacer las incisiones donde se colocarán los bulbos y las pinzas que asegurarán la máxima precisión en la fase de colocación de los folículos dentro de los surcos. 

Para los que se preguntan cuál es el timing, especificamos que dependen en gran medida de la situación de partida y del resultado deseado. Generalmente con el FUT intentas terminar todo en una sola sesión, mientras que el FUE lleva más tiempo, por lo que se necesitan dos.

Otro tema de amplio interés se refiere al aspecto final, o la posible presencia de rastros de cirugía. En el caso de FUE, notarás pequeñas costras en la zona donante que fue protagonista del trasplante, pero sanarán en 2 o 3 semanas. Pasado este tiempo, las señales serán prácticamente invisibles. En cuanto al FUT, la fina cicatriz permanecerá visible, pero se puede ocultar fácilmente a menos que te afeites hasta cero.

Muchos pacientes (o futuros pacientes) también se preguntan cómo deben comportarse en el postoperatorio. Después de la cirugía, de hecho, el paciente ya podrá irse a casa. Basta con seguir algunas precauciones sencillas, como prestar mucha atención al lavado, seguir con atención las indicaciones del tricólogo y utilizar un champú no agresivo, evitar la exposición directa al sol durante aproximadamente un mes, así como el esfuerzo excesivo o la actividad deportiva intensa.

Parche para la piel: solución alternativa a FUT y FUE

Por último, nos gustaría hablar sobre un tipo de técnica completamente diferente, que se presta a ser una alternativa válida a los tipos de trasplante que hemos visto a lo largo de este artículo: el parche cutáneo. Se trata de una prótesis que se aplica directamente sobre el cuero cabelludo, prácticamente equiparable a una peluca de última generación que utilizan quienes padecen calvicie o problemas que provocan la caída del cabello, como válido sustituto de la cirugía. 

El método, de hecho, tiene la ventaja de no ser nada invasivo, ya que el parche cutáneo utiliza una membrana que se aplica con el uso de un pegamento especial, resinas o clips.

Además de ser una operación absolutamente indolora, no presenta ninguna limitación, ya que con el parche cutáneo no se excluye nadar en la piscina, largas jornadas de playa o paseos en moto. Los resultados son muy positivos, con un fuerte impacto en el paciente, que puede restaurar su cabello grueso muy rápidamente. Sin embargo, son efectos que, aunque duraderos, no pueden presumir de la misma resolutividad del trasplante. De hecho, estamos hablando de una duración garantizada muy variable, desde unos meses a unos años. Además, cabe señalar que el parche cutáneo requiere un cuidadoso mantenimiento y es que, cada 40 días como máximo debe retirarse para su limpieza, procedimiento fundamental para alargar su ciclo de vida.

En definitiva, podemos concluir que existen pros y contras tanto para esta auténtica prótesis capilar como para los distintos métodos de autotrasplante. La elección depende únicamente de las necesidades y preferencias personales del paciente. En cualquier caso, apoyándose en un cirujano experto, podrá contar con un resultado natural, que le permitirá volver a lucir una melena espesa y recuperar la confianza perdida.

Pelucas indetectables de cabello natural real

Giuseppe Vesconsi

Autor: Giuseppe Vescosi

Giuseppe Vescosi es agente de marketing digital de Newlacecu wig co. Descubrió los implantes capilares modernos allá por 1995, por motivos personales (sufre de alopecia areata universal) Fue uno de los primeros expertos en América y luego en Europa en prótesis capilares modernas, escribiendo varios artículos y tratando con ellos en varios foros. En 2006 viajó a China y conoció las principales fábricas asiáticas de prótesis capilares, estableciendo luego una duradera colaboración con la empresa de pelucas Newlacecu de Xiufei Wu. Hoy es considerado un importante experto en prótesis capilares, su construcción y uso. Además, en estos 30 años nunca ha dejado de estudiar sobre las causas de la alopecia y la calvicie y las alternativas para las personas con esta condición.
'; else echo '
Xiufei Wu

Autora: Xiufei Wu

Xiufei Wu es experta en prótesis capilares y ha estado trabajando en este campo durante más de 20 años. Tiene un título de ingeniería de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Qingdao con honores(1998) .  En el año 2000 comenzó a trabajar en la creación y comercialización de prótesis capilares y pelucas y luego en el 2005 fundó su empresa personal New lacecu wig co, que hoy en día cuenta en sus clientes con cientos de empresas (peluquerias y wigs shops)  y miles de clientes particulares.  Hoy en día es considerada una de las los principales expertos en China  en la fabricación y comericalizacion de prótesis capilares y pelucas.
'; ?>Quizás también te interese:

¡Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe cada semana las mejores ofertas!

    Yo acepto que mi email y datos serán tratados por el responsable: NEWLACECU, con proopósito de comunicación comercial y con mi legitimación. Ver la Política de privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Deja un comentario